Instrucciones de alta: traslado del bebé prematuro de la UCIN a la casa

Mujer que asegura a un bebé en el portabebés.
A car seat that supports the head helps prevent airway problems.

La mayoría de los bebés prematuros están listos para ir a casa cuando:

  • Pueden mantener una temperatura corporal estable en una cuna abierta.

  • Respiran por su cuenta.

  • Se alimentan solo con leche materna o biberón.

  • Consumen suficientes calorías para aumentar de peso.

¿Qué debo hacer antes de llevar a mi bebé a casa?

  • Asegúrese de tener un asiento para el automóvil adecuado para bebés prematuros. Esto significa un asiento para el automóvil que quede de espaldas a la parte delantera del automóvil, con una correa de 5 enganches que quede bien ajustada. El asiento para el automóvil debe ser suficientemente pequeño para brindar apoyo y sujetar al bebé con seguridad. Es posible que le pidan que lleve el asiento al hospital unos días antes de darle de alta al bebé para revisarlo y asegurarse de que es adecuado para él. En el caso de bebés que hayan nacido 3 semanas antes de su fecha prevista, deben tener un periodo para controlar la respiración, la frecuencia cardíaca y los niveles de oxígeno en el asiento para el automóvil antes de que abandonen la UCIN. Si es necesario adoptar una posición especial en el asiento para el automóvil, el personal de enfermería le indicará cómo hacerlo. 

  • Pida una cita con el proveedor de atención médica de su bebé.

  • Si su bebé va a usar algún equipo en la casa, asegúrese de hablarlo con el especialista en atención médica en el hogar antes del alta.

  • Haga un curso de reanimación cardiopulmonar para bebés.

Problemas especiales de seguridad para los bebés prematuros en casa

Una vez que están listos para irse a casa, los bebés prematuros se parecen mucho a otros bebés de poco tiempo de nacidos. Sin embargo, usted deberá tener mayor cuidado en cuanto a las siguientes cosas:

  • Proteger a su bebé de las infecciones. Amamantar o darle el biberón su bebé con leche materna extraída ofrece más protección inmunitaria, pero no evita todas las infecciones. Debe lavarse las manos con agua y jabón, al igual que cualquier otra persona que se ocupe del cuidado del bebé. Limite el contacto con las visitas y no vaya a zonas públicas con mucha gente. Si alguien en su casa está enfermo, trate de limitar su contacto con el bebé.

  • Prohíba fumar en su casa y su automóvil. Toda persona que fume en su casa deberá dejar de hacerlo. Las visitas o los familiares que vivan con usted que no puedan o no quieran dejar de fumar deberán hacerlo solamente afuera, lejos de las puertas y las ventanas.

  • Si su bebé tiene un monitor de apnea, asegúrese de que pueda escucharlo desde cualquier habitación de la casa.

  • Siéntase libre de sacar al bebé al aire libre, pero evite exposiciones prolongadas a las corrientes de aire o la luz directa del sol.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a la UCIN si tiene dudas acerca de las instrucciones que le dieron al momento de dar de alta al bebé. Llame al pediatra o al proveedor de atención médica si a su bebé le sucede lo siguiente:

  • Tiene fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación).

  • Tiene una temperatura inferior a 97.5 °F (36.4 °C).

  • No tiene interés en comer o come poco.

  • Moja menos de 6 pañales al día.

  • Tiene dificultad para respirar o exhibe un color azul o pálido.

  • Está inusualmente irritable.

  • Está desganado y cansado.

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Hay termómetros digitales de distintos tipos y para usos diferentes. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • En el recto (rectal). En los niños de menos de 3 años, la temperatura rectal es la más precisa.

  • En la frente (lóbulo temporal). Sirve para niños de 3 meses en adelante. Si un niño de menos de 3 meses tiene signos de estar enfermo, este tipo de termómetro se puede usar para una primera medición. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En el oído (timpánica). La temperatura en el oído es precisa a partir de los 6 meses de edad, no antes.

  • En la axila. Este es el método menos confiable, pero se puede usar para una primera medición a fin de revisar a un niño de cualquier edad que tiene signos de estar enfermo. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En la boca (oral). No use el termómetro en la boca de su hijo hasta que tenga al menos 4 años.

Use el termómetro rectal con cuidado. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Colóquelo con cuidado. Etiquételo y asegúrese de no usarlo en la boca. Podría transmitir microbios de las heces. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, pregunte al proveedor de atención médica qué otro tipo puede usar. Cuando hable con el proveedor de atención médica de la fiebre de su hijo, infórmele qué tipo de termómetro usó.

A continuación hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes. Siga las instrucciones específicas que le dé su proveedor.

Medición de temperatura en un bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100.4 °F (38 °C) o más alta

  • En la axila: 99 °F (37.2 °C) o más alta

Medición de temperatura en un niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 °F (38.9 °C) o más alta

  • En la axila: 101 °F (38.3 °C) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o superior en un niño de cualquier edad

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior en un bebé de menos de 3 meses

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.